escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


viernes, 25 de diciembre de 2015

El temido síndrome de las navidades comparadas

El año pasado sufrí el síndrome de las navidades comparadas... que es básicamente esta compulsion de comparar la navidad actual con navidades anteriores que fueron mejores... o que recordamos como mejores... habiendo dicho esto, les recuerdo que mucha gente se suicida en días cercanos a las fechas navideñas... por que navidad?... no se, quizá sea el inicio del invierno o simplemente por que es la festividad mas comercial del año en el que todos tienen el espíritu "navideño" que equivale a embriagarse y gastar dinero... y es inevitable y trágicamente internacional, es imposible escapar a la navidad, créanme, lo he intentado pero está en todos lados: en la calle, en las tiendas, en la radio, en internet, en el trabajo...

Dejé de emocionarme con la navidad desde hace unos 18-20 años, la odié con fervor y paulatinamente mi odio se transformó en molestia tirándole a indiferencia... después de todo no es más que una festividad pagana maquillada en rojo y verde por los catolico-cristianos y cocacola... pero en diciembre del 2013 decidimos, mi ex y yo, que celebraríamos la "navidad", compré el árbol y lo llenamos de esferas de plástico (por los gatos) y figurillas varias que tenían más que ver con nuestras obsesiones personales que con la "navidad", compramos regalos y todo, sería nuestra tradición anual... un año después solo me quedaba el árbol y un montón de heridas y recuerdos...

Debo decir que a lo largo de este año me dedique a crear recuerdos nuevos, experimentar y enriquecer mi vida...  para empezar me hice adicta a los conciertos y asistí a 11 en total... escuché un montón de discos nuevos, grupos nuevos, géneros nuevos... volví a leer... vi un montón de buenas películas y series... fui al teatro... salí bastante con mis amigos... comí mucho... reconecte con algunas criaturas que se habían quedado en la distancia y dejé atrás a algunas otras... me cumplí algunos deseos viejos y me pedí nuevos... e incluso visité el mundo de los espíritus (fue intenso)... me hice un hogar y trabajé duro para mi y mis niños... Y por primera vez no temo a mi futuro incierto e incluso lo espero en calma, se que va a traer muchas cosas... buenas y malas... disfrutaré las buenas y afrontaré las malas, como siempre... sobreviviré hasta que no pueda hacerlo... ahora cuando miro hacia atrás sonrío con frecuencia... suspiro a veces...
En resumen: al diablo la navidad y su montón de basura... yo ya tengo boletos para marzo...

No olviden aullar a la luna esta noche... Auuuuuuuuu!