escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


viernes, 27 de noviembre de 2015

Comunidad

Recuerdo cuando me etiquetaba como antisocial, termino obviamente mal aplicado, intentando más bien querer ser asocial... tenía un amigo que siempre decía que eso era técnicamente imposible ya que uno es parte de la sociedad, aun cuando no quiera serlo, uno vive inmerso en la sociedad vive para, por y de ella... siempre... a menos, claro, te vayas a vivir a mitad de un bosque, lejos de todo contacto humano... pero en realidad creo que únicamente funcionaría si se abandonara el lenguaje del todo... como los niños salvajes... o algo así...


He estado ocupada... realmente ocupada: hace unos meses, cuando deje de actualizar este espacio, me mudé... de nuevo... mi 5a mudanza... ja ja ja!... y ya saben, empacar todo, cajas y cajas interminables de libros y películas y discos - cajas llenas de historias, mi único vicio - las semillas... mis niños-gato y niños-perro... y empezar de nuevo. Si hay algo que aprendí en las tierras de los buitres de metal es a volver a empezar... eso y a dejar ir... habrá cosas que se perderán con cada mudanza, no todas las plantas soportarán el trajín, algunas morirán en las nuevas tierras, algunas cosas tendrán que quedarse atrás, inevitablemente... pero mientras queden semillas y los niños estén bien, todo lo demás no importa demasiado. Hay algo diferente está vez, el lobo viaja conmigo de nuevo... como en los viejos tiempos... quizá sea por que esta vez no sigo a nadie más, al voltear atrás veo solo mis huellas.
Llevo casi 4 meses y aun no termino de desempacar... me pasa siempre, pareciera imposible lograr desempacar del todo, hay cajas que he llevado conmigo, selladas por años... quizá debiera solo deshacerme de ellas de una vez por todas... quien sabe, quizá lo haga la próxima mudanza, solo espero que no sea pronto... ja ja ja!..


No me mudé lejos de la sociedad humana ni mucho menos... estoy justo aquí, en medio de todo, como he estado siempre... el bosque que llevo dentro es suficiente, la mayoría de las veces... pero a veces... pfff... a veces no lo es.


No he hablado de mi familia desde hace mucho tiempo: Vengo de un... linaje de mujeres fuertes que encontraron su independencia de una u otra manera y con ella mucha soledad... quizá sea el caso de mucha gente en la actualidad, pero en realidad siempre he tenido esta idea de que los hombres han ido y venido en la vida de estas mujeres y nosotras nos quedamos, somos criaturas de raíces profundas y frondas inmensas que cubren el piso de sombra y acaban por ahuyentar las flores...
Excepto por éstas mujeres, que en su mayoría se han ido... no me agrada el resto de mi familia... como no me agrada la mayoría de la gente, supongo... no he convivido con ellos desde la muerte de mi abuela cuyas circunstancias abrieron una brecha infranqueable entre ellos y yo, eventos así dejan al descubierto a la gente, quitan mascaras y sacan la peste a la superficie. Cuando era pequeña, sin embargo, pase mucho tiempo en casa de mis tías donde soporte desplantes y grocerias de mis primos, pero donde también encontré compañía, diversión e incluso sabiduría... tuve un deseo profundo de pertenecer a ese grupo, los quise mucho y tenía la necesidad de que me quisieran... supongo que esa época fue lo más cercano que estuve a ser parte activa de una comunidad... atesoro esos recuerdos de tardes de juegos y mañanas de desayunos en pijama... atesoro incluso las tardes de café y platicas de años más recientes, mismos que se diluyen con el paso del tiempo.
Mi familia "nuclear" fuimos siempre mi madre y yo, el trabajo no nos dio mucho tiempo para convivir por eso siempre deseé tener una familia de verdad... tener un hogar de verdad... Afortunadamente lo tuve por un par de años y supe lo que es ser parte de una familia relativamente unida... unida de verdad, con ese tipo de unión que se fortalece en "las malas" y se cierra... esa misma unión me echó fuera, me descubrió una extraña... una criatura incapaz de recibir ayuda... incapaz de necesitar ayuda... llena de miedo pero con la habilidad para sobrevivir y salir adelante... esa es la peor falta que se puede tener en una comunidad, saben? por que aquel que no necesita no debe favores y no puede manipularse... esas criaturas no tienen lugar en una comunidad donde los lazos son la necesidad y la mutua ayuda...

En general, mis decisiones me han empujado a la soledad, supongo... creo que se trata de una serie de factores internos y externos... desde niña tuve la constante sensación de que me quedaría sola, pero recuerdo el momento exacto en que lo comprendí y lo decidí conscientemente: fue cuando acompañé a uno de mis mejores amigos a recoger unas cosas a casa de su tía, al entrar a ese lugar descubrí una paz indescriptible... una energía sumamente particular en el aire - aparte de las hermosas violetas en la mesita de centro - "tu tía vive sola, verdad?" le pregunté... en ese momento lo supe...


La independencia y la paz tienen un precio muy caro...


Todos los eventos de mi vida se pueden recorrer en linea recta hasta este punto... Crecí en la obscuridad y la soledad, estirando las manos desesperadamente... es peligroso no recibir ayuda por tanto tiempo, se acostumbra uno a no necesitar de nadie... a los árboles les funciona... tristemente a los lobos no... necesitamos ayuda, necesitamos una manada... el peligro está en el miedo a pedir ayuda, está en la tragedia de sentirse necesitado y encontrarse solo... por que cuando se esta rodeado de criaturas en las que uno no solo no confía sino que teme, se está completamente solo... incapaz de recibir ayuda... incapaz de necesitar ayuda... termina uno lleno de miedo...
Pero mientras tenga la habilidad para sobrevivir y salir adelante... lo haré...


Soy parte de la sociedad, lo se... y de una mixta, pequeña e inconstante comunidad de amigos... quizá algún día aprenda a pedir ayuda cuando sea necesario y en un giro inesperado del destino no me decepcione... después de todo, aun me quedan trazas de lenguaje humano, no?

6 comentarios:

  1. Hay familia que se elige, hay quien llega a ti desde las letras y las palabras, hay quienes no cobran favores por que no son mas que acciones que se hacen en favor de la manada, hay tantos y tan pocos aliados que es menester procurarlos...

    ...eso dice el viento, eso dicen los espíritus entre la lluvia.

    ResponderEliminar
  2. Llegado el invierno el lobo solitario morira, pero la manada sobrevive.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo también pensé eso los primeros inviernos...

      Eliminar
    2. y sigues aquí, muestra que en este y otros planos aun hay lobos que aullan tu balada

      Eliminar
  3. Te leo hace un tiempo; dos años o un poco más.
    No te había comentado jamás, pero te leo.
    Sería tan fácil para mi enamorarme de ti.
    Sé que se lee extraño (.-. creepy) pero en verdad ansio tanto conocer alguien como tú. Sé que no pasará (ni te conoceré en persona -aunque creo que te conozco algo- ni conoceré alguien parecido)
    ¿Por qué te comento ahora y por qué esto? No sé. Sólo me da la gana que sepas que creo que eres una persona maravillosa, bizarra e interesante.

    Además de todo: yo sólo soy una gata más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) gracias, siempre es un gusto saber que las vibraciones en la telaraña llegan a otras criaturas... quien sabe... quizá ya nos conocimos en otra vida...

      Eliminar