escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


domingo, 5 de julio de 2015

I'm damaged and I'm damaging... and so are you.

Encontré un viejo hilo sujetado a mi muñeca, al seguirlo recuperé brevemente una conexión del pasado... juraría que los dioses trataban de decirnos algo, pero quizá no fueran otras voces sino las de la soledad... él preparó la correa, yo preparé los colmillos... "no de nuevo, no de nuevo" y desapareció con la marca de mis colmillos en su corazón... Uno pensaría que 23 años contarían para algo, pero no es así... me parece inconcebible cuan insuficiente termina siendo la simple compañía... cuan necesario es para los humanos plantar banderas en la tierra y delimitar fronteras... no era necesario, pero sé que no lo entenderías... ojala te hubieras quedado un poco más...

Este breve encuentro me hizo pensar en las enredaderas que tanto me gustan... quizá todos seamos solo eso, enredaderas... enredaderas espinosas... vamos por la vida enredando nuestros cuerpos espinosos unos en otros, enterrándonos mutuamente las espinas y, al separarnos, quedamos, invariablemente, llenos de heridas, algunas más profundas que otras y algunos con muchas más heridas que otros... y en este punto solo hay 3 posibles soluciones: 1, buscar a una persona cuyas espinas llenen esos mismos huecos, como aquella frase de Gillian Flynn en su libro Gone Girl "Soy un espino erizado por la sobreatención de mis padres y él es un hombre con un millón de heridas de puñaladas paternales, y mis espinas caben perfectamente en ellas"; 2, crecer espinas en cada una de esas heridas, volviéndonos más cautelosos y mas hirientes (recuerdan "el dilema del erizo" de Evangelion?)... o 3, sanar (estoy segura que éste es el camino menos recorrido de los 3)

Sigo regresando al río, estuve intentando explicarme por que lo hago?... por que miro el otro lado con tanta ira?... Finalmente logré trazar el momento exacto en el que mi aceptación fue transformada en incredulidad, en desesperanza, en ira... dos pasos atrás de ese momento escribí una carta, con tristeza... la carta tenía la carga de esa felicidad perdida, el entendimiento de la ruptura sin posible arreglo y la esperanza de un futuro nuevo, no solo para mi... era un agradecimiento y una declaración de paz... Me pregunto si alguna vez llegó a su destino... Pero luego afilaste una última  espina y me la clavaste en el cuello - que curioso que no pudimos entendernos pero aprendimos exactamente como herirnos -, esa espina detuvo mi sanación e hizo brotar de mis heridas otras terribles espinas...

Ahora que he sido desterrada nuevamente... lo único que puedo hacer es sonreír, por que al menos a tí te tomó dos años... me rehúso a conservar estas espinas, sabes?... me rehúso a reducir nuestra historia a ese instante... por que fui feliz... por que fuimos felices... por que tuve exactamente lo que siempre quise, cuantas personas pueden decir eso?... pero como dice el lobo siempre: "nada fue hecho para durar demasiado"

Escuché tu canción, "tus espinas" dijiste, que curioso... y cuan cierto, soportamos nuestras mutuas espinas como nadie más lo hizo y quizá tengas razón... por que continuar?, las cosas no debieran ser tan difíciles...

De si sus heridas cayeron en la definición amplia de la palabra o su definición personal, es irrelevante... nuestros umbrales del dolor son inimaginablemente distintos, quizá por eso les resté importancia en su momento, olvidé que lo herí sin darme cuenta, que esa herida le pareció mortal... y yo solo le resté importancia... del otro lado del río no hay heridas que "parezcan mortales", solo hay heridas que sanan y heridas que matan... no lo entenderían...

Dejé que estos meses me amargaran por que aun te amo... Por que negarlo? Por que ocultarlo?... Sé que estas palabras no llegarán a ti, sin embargo, gracias, gracias por dejarte herir por mí y gracias, incluso, por herirme...
Quizá volvamos a vernos en otra vida, cuando ambos seamos lobos...
Fue una buena vida...

Se ha ido...

3 comentarios:

  1. Él va a opinar al respecto por qué cree que las figuras literarias usadas para representar las partes irracionales, primitivas y lastimeras de este escrito tienen que ver con él (él cree que al menos el primer párrafo habla de él, ese que describe lo más patético y el punto de fuga, la idea lastimera previa al clímax, el escalón, el contraste pues).
    Si, lo eres. Pero se lo advertiste y no hizo caso. Además de ser un sentimental es idiota e idealista... super combo; no quería arreglarte ni componerte ni ponerte una correa, él tenía sentimientos reales hacia ti y quería que algún día sintieras por él lo que el siente por ti. Le preguntaste que quería y él fue honesto y tú también.
    Él está en duelo por que perdió muchas cosas en un momento, perdió esa fe en la amistad y esa ilusión de ser querido (ya sabes, so needy) y se siente como un verdadero imbécil y tiene el corazón con una mordida en efecto y además lo tiene lleno de basura, algo se rompió en él y tal vez jamás vuelva a ser el mismo, y no quiere, nos pasa a todos ¿no?
    Él se pudo haber quedado "un poco más" pero se dio cuenta que no tenía sentido, se dio cuenta que sus palabras siempre se iban a torcer y siempre e irremediablemente iba a terminar siendo el punto de fuga, lo patético de la historia, lo lastimero, el que jamás entendería, el dramático, el mensaje incómodo en el teléfono, el que pone la correa, el necesitado, el que busca que lo salven… pero algo se rompió en él y no quiere volverlo a pegarlo … se niega rotundamente.
    Y espera que haberlo herido te haya servido de algo porque seamos honestos… herir a los demás nos trae paz así es la naturaleza humana, él lo entiende y espera con el corazón en la mano que sirviese de algo, que te haya causado aunque sea algo de confort. Como cuando de niño, no sé en cual etapa de tu niñez, te hacía sentir bien regresar el golpe.
    Él se despide y agradece los buenos momentos (menos esa película, fue el preludio de la montaña de mierda que se veía venir… del tamaño de la de un triceratops). Él se retira a un agujero profundo porque en este momento odia con todo su ser… no a ti, no ha ellos; se odia a él mismo por haberse permitido una vez más esto.
    Él sabe que no te importa, él sabe que para ti todo esto fue una exageración, algo irrisorio para comenzar una buena entra de blog. Pero espera que encuentres lo que perdiste, al otro él, aunque sea en la otra vida y si no es con él en esta o en la otra vida espera que lo encuentres en otra parte. Así es el… dramático… así era él.

    “We accept the love we think we deserve.”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hubiera podido enseñarte algo, te habría enseñado a luchar... Es una lástima que te sientas tan poca cosa y disfrutes tanto el papel de victima... El "no te importa" ya me lo han dicho antes, una persona a quien le dedique un par de años, de hecho; así que si a ti también te hace sentir mejor decir que no me importa, sobreviviré... Lamentablemente quienes no tienen el valor de quedarse mas tiempo y encontrarle sentido, solo obtienen un párrafo... Si a ti te hizo sentir bien el herirme, amigo, tu y yo somos muy diferentes...

      Eliminar
  2. ¿Sabes? ayer escribí algo y no sabía en qué momento mandarlo y además no si aún veas tu mailbox o veas el remitente y borres el correo así es que lo dejaré aquí:
    He estado reflexionando mucho al respecto y mi ego es tan grande que efectivamente, no me di cuenta que te había herido (dos veces) que te había dejado, te había hecho sentir ese abandono otra vez. En mi ceguera por hacerme la víctima y disfrutar de esa miseria no pude ver más allá de mi egoísta persona y mi forma tan cerrada de ver las cosas solo me permitió verme a mí y a mi drama.
    Mis “amigos” son un ejemplo que como quiero ajustar las cosas de acuerdo a mi racionalización, son unos idiotas y me negué a verlo… años.
    ¿Y sabes qué? Me retracto de lo que dije. Es verdad, quería etiquetar las cosas, quería ponerles límites, quería encasillarlas, quería poner una bandera y en efecto… quería ponerle la correa a un lobo (pff). Una vez más, mi egoísta persona quería ajustar el mundo de acuerdo a su forma de ver las cosas: “lo quiero ya, contigo, en este momento” y no supe entenderte, no supe esperar y compartir para ganarme ese lugar en tu manada. Es de egocéntricos no saber esperar, me lo dijeron una vez y se me hizo algo de libro de anaquel de tienda departamental; pero es cierto.
    Esa frase del párrafo, ese “nunca lo entenderías” está comenzando a tener sentido. Con tu compañía era más que suficiente, no necesitaba más. Y sí, soy un cobarde. Prefiero darme por aludido y gozar de mi dulce odio y alimentar mi ego que desarmarme y mostrarme vulnerable y ser honesto con mi sentir. Prefiero creer que tengo la razón y decirme a mí mismo: “lo ves, tenía razón y ella no” a de hecho comprender que los dos la tenemos.
    Y si Lobo, somos muy diferentes, yo soy un cumulo de egos y de autocompasión y tú eres todo lo contrario eres la persona más coherente que he conocido. Y puede ser que jamás entienda muchas cosas de ti. Hubiese sido un privilegio aprender de ti, no creo que solo me hubieses enseñado a luchar y pues hubiese sido un privilegio poder gozar de tu compañía una vez más. También hice una lista de cosas por las cuales siento… esto… pero te estoy poniendo en ridículo con tus lectores.
    Solo puedo decir que no me retracto de algo, mis sentimientos hacía ti. Eso no va a cambiar… pero ese ya es mi asunto.
    ¿Voy a cambiar? Moriré en el intento… pero eso también es asunto mío.

    ResponderEliminar