escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


viernes, 25 de diciembre de 2015

El temido síndrome de las navidades comparadas

El año pasado sufrí el síndrome de las navidades comparadas... que es básicamente esta compulsion de comparar la navidad actual con navidades anteriores que fueron mejores... o que recordamos como mejores... habiendo dicho esto, les recuerdo que mucha gente se suicida en días cercanos a las fechas navideñas... por que navidad?... no se, quizá sea el inicio del invierno o simplemente por que es la festividad mas comercial del año en el que todos tienen el espíritu "navideño" que equivale a embriagarse y gastar dinero... y es inevitable y trágicamente internacional, es imposible escapar a la navidad, créanme, lo he intentado pero está en todos lados: en la calle, en las tiendas, en la radio, en internet, en el trabajo...

Dejé de emocionarme con la navidad desde hace unos 18-20 años, la odié con fervor y paulatinamente mi odio se transformó en molestia tirándole a indiferencia... después de todo no es más que una festividad pagana maquillada en rojo y verde por los catolico-cristianos y cocacola... pero en diciembre del 2013 decidimos, mi ex y yo, que celebraríamos la "navidad", compré el árbol y lo llenamos de esferas de plástico (por los gatos) y figurillas varias que tenían más que ver con nuestras obsesiones personales que con la "navidad", compramos regalos y todo, sería nuestra tradición anual... un año después solo me quedaba el árbol y un montón de heridas y recuerdos...

Debo decir que a lo largo de este año me dedique a crear recuerdos nuevos, experimentar y enriquecer mi vida...  para empezar me hice adicta a los conciertos y asistí a 11 en total... escuché un montón de discos nuevos, grupos nuevos, géneros nuevos... volví a leer... vi un montón de buenas películas y series... fui al teatro... salí bastante con mis amigos... comí mucho... reconecte con algunas criaturas que se habían quedado en la distancia y dejé atrás a algunas otras... me cumplí algunos deseos viejos y me pedí nuevos... e incluso visité el mundo de los espíritus (fue intenso)... me hice un hogar y trabajé duro para mi y mis niños... Y por primera vez no temo a mi futuro incierto e incluso lo espero en calma, se que va a traer muchas cosas... buenas y malas... disfrutaré las buenas y afrontaré las malas, como siempre... sobreviviré hasta que no pueda hacerlo... ahora cuando miro hacia atrás sonrío con frecuencia... suspiro a veces...
En resumen: al diablo la navidad y su montón de basura... yo ya tengo boletos para marzo...

No olviden aullar a la luna esta noche... Auuuuuuuuu!

viernes, 27 de noviembre de 2015

Comunidad

Recuerdo cuando me etiquetaba como antisocial, termino obviamente mal aplicado, intentando más bien querer ser asocial... tenía un amigo que siempre decía que eso era técnicamente imposible ya que uno es parte de la sociedad, aun cuando no quiera serlo, uno vive inmerso en la sociedad vive para, por y de ella... siempre... a menos, claro, te vayas a vivir a mitad de un bosque, lejos de todo contacto humano... pero en realidad creo que únicamente funcionaría si se abandonara el lenguaje del todo... como los niños salvajes... o algo así...


He estado ocupada... realmente ocupada: hace unos meses, cuando deje de actualizar este espacio, me mudé... de nuevo... mi 5a mudanza... ja ja ja!... y ya saben, empacar todo, cajas y cajas interminables de libros y películas y discos - cajas llenas de historias, mi único vicio - las semillas... mis niños-gato y niños-perro... y empezar de nuevo. Si hay algo que aprendí en las tierras de los buitres de metal es a volver a empezar... eso y a dejar ir... habrá cosas que se perderán con cada mudanza, no todas las plantas soportarán el trajín, algunas morirán en las nuevas tierras, algunas cosas tendrán que quedarse atrás, inevitablemente... pero mientras queden semillas y los niños estén bien, todo lo demás no importa demasiado. Hay algo diferente está vez, el lobo viaja conmigo de nuevo... como en los viejos tiempos... quizá sea por que esta vez no sigo a nadie más, al voltear atrás veo solo mis huellas.
Llevo casi 4 meses y aun no termino de desempacar... me pasa siempre, pareciera imposible lograr desempacar del todo, hay cajas que he llevado conmigo, selladas por años... quizá debiera solo deshacerme de ellas de una vez por todas... quien sabe, quizá lo haga la próxima mudanza, solo espero que no sea pronto... ja ja ja!..


No me mudé lejos de la sociedad humana ni mucho menos... estoy justo aquí, en medio de todo, como he estado siempre... el bosque que llevo dentro es suficiente, la mayoría de las veces... pero a veces... pfff... a veces no lo es.


No he hablado de mi familia desde hace mucho tiempo: Vengo de un... linaje de mujeres fuertes que encontraron su independencia de una u otra manera y con ella mucha soledad... quizá sea el caso de mucha gente en la actualidad, pero en realidad siempre he tenido esta idea de que los hombres han ido y venido en la vida de estas mujeres y nosotras nos quedamos, somos criaturas de raíces profundas y frondas inmensas que cubren el piso de sombra y acaban por ahuyentar las flores...
Excepto por éstas mujeres, que en su mayoría se han ido... no me agrada el resto de mi familia... como no me agrada la mayoría de la gente, supongo... no he convivido con ellos desde la muerte de mi abuela cuyas circunstancias abrieron una brecha infranqueable entre ellos y yo, eventos así dejan al descubierto a la gente, quitan mascaras y sacan la peste a la superficie. Cuando era pequeña, sin embargo, pase mucho tiempo en casa de mis tías donde soporte desplantes y grocerias de mis primos, pero donde también encontré compañía, diversión e incluso sabiduría... tuve un deseo profundo de pertenecer a ese grupo, los quise mucho y tenía la necesidad de que me quisieran... supongo que esa época fue lo más cercano que estuve a ser parte activa de una comunidad... atesoro esos recuerdos de tardes de juegos y mañanas de desayunos en pijama... atesoro incluso las tardes de café y platicas de años más recientes, mismos que se diluyen con el paso del tiempo.
Mi familia "nuclear" fuimos siempre mi madre y yo, el trabajo no nos dio mucho tiempo para convivir por eso siempre deseé tener una familia de verdad... tener un hogar de verdad... Afortunadamente lo tuve por un par de años y supe lo que es ser parte de una familia relativamente unida... unida de verdad, con ese tipo de unión que se fortalece en "las malas" y se cierra... esa misma unión me echó fuera, me descubrió una extraña... una criatura incapaz de recibir ayuda... incapaz de necesitar ayuda... llena de miedo pero con la habilidad para sobrevivir y salir adelante... esa es la peor falta que se puede tener en una comunidad, saben? por que aquel que no necesita no debe favores y no puede manipularse... esas criaturas no tienen lugar en una comunidad donde los lazos son la necesidad y la mutua ayuda...

En general, mis decisiones me han empujado a la soledad, supongo... creo que se trata de una serie de factores internos y externos... desde niña tuve la constante sensación de que me quedaría sola, pero recuerdo el momento exacto en que lo comprendí y lo decidí conscientemente: fue cuando acompañé a uno de mis mejores amigos a recoger unas cosas a casa de su tía, al entrar a ese lugar descubrí una paz indescriptible... una energía sumamente particular en el aire - aparte de las hermosas violetas en la mesita de centro - "tu tía vive sola, verdad?" le pregunté... en ese momento lo supe...


La independencia y la paz tienen un precio muy caro...


Todos los eventos de mi vida se pueden recorrer en linea recta hasta este punto... Crecí en la obscuridad y la soledad, estirando las manos desesperadamente... es peligroso no recibir ayuda por tanto tiempo, se acostumbra uno a no necesitar de nadie... a los árboles les funciona... tristemente a los lobos no... necesitamos ayuda, necesitamos una manada... el peligro está en el miedo a pedir ayuda, está en la tragedia de sentirse necesitado y encontrarse solo... por que cuando se esta rodeado de criaturas en las que uno no solo no confía sino que teme, se está completamente solo... incapaz de recibir ayuda... incapaz de necesitar ayuda... termina uno lleno de miedo...
Pero mientras tenga la habilidad para sobrevivir y salir adelante... lo haré...


Soy parte de la sociedad, lo se... y de una mixta, pequeña e inconstante comunidad de amigos... quizá algún día aprenda a pedir ayuda cuando sea necesario y en un giro inesperado del destino no me decepcione... después de todo, aun me quedan trazas de lenguaje humano, no?

domingo, 15 de noviembre de 2015

La bella y la bestia VS La mujer lobo

Los cuentos nos enseñan a sobrevivir... pero también que el mundo es injusto...

Hay una gran diferencia entre la historia de bella y la bestia y la poco conocida historia de la mujer lobo... el año pasado fui invitada al podcast de una criatura amiga para hablar de el mito del hombre lobo (en caso que no lo hayan escuchado pueden hacerlo aqui), para lo que me dí a la tarea de hacer una investigación al respecto y me topé con una historia que no he podido quitarme de la mente... si escuchan el audio o no, la historia es un tanto simple: trata de una mujer que esta casada con un tipo de alto rango, de pronto se suscitan una serie de ataques de un furioso lobo en la región, alguien se da a la tarea de cazar a "la bestia", el alguien en cuestión encuentra a la criatura y a pesar de que se le escapa, logra cortarle una pata que se convierte en una mano de mujer con un anillo en un dedo, este alguien lleva dicha mano al tipo de alto rango quien de inmediato reconoce aquella como la mano de su mujer... lo que a continuación ocurre tiene un par de variantes: se le destierra, se le "perdona" y, la mas popular, se le quema...
Espero que conozcan la historia de la bella y la bestia... ya saben, la bella es capturada por "la bestia" que eventualmente, debido al amor que bella desarrolla a pesar de la apariencia de la bestia, se deshace de la supuesta maldición que actuaba sobre él, se vuelve humano, se casan y son felices para siempre jamas...

Notaron la diferencia?... si, técnicamente no son historias paralelas y sin embargo ambas cuentan una historia de amor donde una de las partes es "una bestia"... pero una nos enseña que el amor triunfará ante todo, ante el maltrato y ante la "bestialidad" y convertirá a la bestia en un príncipe azul que nos hará felices (no quiero imaginar cuantas mujeres han creído que esta premisa es verdadera) y la otra nos dice que la bestia debe alejarse o incluso quemarse y ocurre que esa bestia es una mujer... las mujeres bestia no tienen cabida en los cuentos con finales felices por que no tienen "arreglo", por que no fueron expuestas a una "maldición", por que son bellas y también son "bestias" y las dualidades no tienen esperanza...

Auuuuuuuuh...

domingo, 5 de julio de 2015

I'm damaged and I'm damaging... and so are you.

Encontré un viejo hilo sujetado a mi muñeca, al seguirlo recuperé brevemente una conexión del pasado... juraría que los dioses trataban de decirnos algo, pero quizá no fueran otras voces sino las de la soledad... él preparó la correa, yo preparé los colmillos... "no de nuevo, no de nuevo" y desapareció con la marca de mis colmillos en su corazón... Uno pensaría que 23 años contarían para algo, pero no es así... me parece inconcebible cuan insuficiente termina siendo la simple compañía... cuan necesario es para los humanos plantar banderas en la tierra y delimitar fronteras... no era necesario, pero sé que no lo entenderías... ojala te hubieras quedado un poco más...

Este breve encuentro me hizo pensar en las enredaderas que tanto me gustan... quizá todos seamos solo eso, enredaderas... enredaderas espinosas... vamos por la vida enredando nuestros cuerpos espinosos unos en otros, enterrándonos mutuamente las espinas y, al separarnos, quedamos, invariablemente, llenos de heridas, algunas más profundas que otras y algunos con muchas más heridas que otros... y en este punto solo hay 3 posibles soluciones: 1, buscar a una persona cuyas espinas llenen esos mismos huecos, como aquella frase de Gillian Flynn en su libro Gone Girl "Soy un espino erizado por la sobreatención de mis padres y él es un hombre con un millón de heridas de puñaladas paternales, y mis espinas caben perfectamente en ellas"; 2, crecer espinas en cada una de esas heridas, volviéndonos más cautelosos y mas hirientes (recuerdan "el dilema del erizo" de Evangelion?)... o 3, sanar (estoy segura que éste es el camino menos recorrido de los 3)

Sigo regresando al río, estuve intentando explicarme por que lo hago?... por que miro el otro lado con tanta ira?... Finalmente logré trazar el momento exacto en el que mi aceptación fue transformada en incredulidad, en desesperanza, en ira... dos pasos atrás de ese momento escribí una carta, con tristeza... la carta tenía la carga de esa felicidad perdida, el entendimiento de la ruptura sin posible arreglo y la esperanza de un futuro nuevo, no solo para mi... era un agradecimiento y una declaración de paz... Me pregunto si alguna vez llegó a su destino... Pero luego afilaste una última  espina y me la clavaste en el cuello - que curioso que no pudimos entendernos pero aprendimos exactamente como herirnos -, esa espina detuvo mi sanación e hizo brotar de mis heridas otras terribles espinas...

Ahora que he sido desterrada nuevamente... lo único que puedo hacer es sonreír, por que al menos a tí te tomó dos años... me rehúso a conservar estas espinas, sabes?... me rehúso a reducir nuestra historia a ese instante... por que fui feliz... por que fuimos felices... por que tuve exactamente lo que siempre quise, cuantas personas pueden decir eso?... pero como dice el lobo siempre: "nada fue hecho para durar demasiado"

Escuché tu canción, "tus espinas" dijiste, que curioso... y cuan cierto, soportamos nuestras mutuas espinas como nadie más lo hizo y quizá tengas razón... por que continuar?, las cosas no debieran ser tan difíciles...

De si sus heridas cayeron en la definición amplia de la palabra o su definición personal, es irrelevante... nuestros umbrales del dolor son inimaginablemente distintos, quizá por eso les resté importancia en su momento, olvidé que lo herí sin darme cuenta, que esa herida le pareció mortal... y yo solo le resté importancia... del otro lado del río no hay heridas que "parezcan mortales", solo hay heridas que sanan y heridas que matan... no lo entenderían...

Dejé que estos meses me amargaran por que aun te amo... Por que negarlo? Por que ocultarlo?... Sé que estas palabras no llegarán a ti, sin embargo, gracias, gracias por dejarte herir por mí y gracias, incluso, por herirme...
Quizá volvamos a vernos en otra vida, cuando ambos seamos lobos...
Fue una buena vida...

Se ha ido...

jueves, 4 de junio de 2015

Sobre el contexto y las relaciones interpersonales

Alguna ves te ha parecido que si hubieras podido sacar tu relación de contexto, hubiera funcionado?... yo de hecho he asegurado que así hubiera sido en más de una ocasión... me refiero a desaparecer de la actual situación, cambiando la locación, la sociedad, los alrededores... la familia... Como de pronto encontrarse solos en medio del bosque o en una isla desierta... quizá sea un pensamiento muy carente de sentido pero es solo que, el contexto, al final, define la situación, define a las personas y sus relaciones... Precisamente regresaba a esta linea de pensamiento cuando estaba escuchando esa vieja canción de Yellowcard, Ocean Avenue, en particular esta linea:

If I could find you now things would get better (si pudiera encontrarte ahora, las cosas serían mejores)
We could leave this town and run forever (podríamos dejar esta ciudad y correr por siempre)
Let your waves crash down on me and take me away (deja que tus olas golpeen en mi y llévame lejos)

En general es un tema recurrente en la música, la literatura y el cine por que muy a menudo pareciera que el contexto está en contra nuestra, que nos ha maldecido... han escuchado esa canción de Josh Ritter "The Temptation of Adam"?, escúchenla... escúchenla ahora mismo... es la historia de este joven y esta joven que se enamoran al pasar tiempo juntos en un deposito de misiles, mientras esperan que se desate la tercera guerra mundial, hasta que un día se hace claro que tendrán que separarse y mientras se acorta su tiempo juntos él piensa lo genial que sería quedarse ahí con ella, en el deposito, no les importaría que el mundo acabara y se siente tentado a volar los misiles por que sabe que su amor no va a sobrevivir afuera... que no va a sobrevivir a la realidad... es mucho más hermosa en las palabras, voz y guitarra de Josh pero la idea es esa... la complejidad de los contextos particulares se interponen... la luna de miel y las vacaciones nos unen al sacarnos de contexto, convirtiéndonos en cómplices de la aventura, en partícipes inseparables de una experiencia, sino idéntica, similar, pero tarde o temprano uno tiene que regresar a la realidad: a las jornadas de 10 horas, al trafico, a las responsabilidades, las cargas, los cachorros, las peleas, los silencios, el cansancio, las familias, la carga social, la diferencia de sueldos, la diferencia de horarios... las diferencias a secas... una vuelve a ser la eterna novia con cola que escucha frecuencias inaudibles y aquél el eterno humano que imita aullidos y tiene sombra de lobo...

Pero el contexto es también la unión de fuerzas gravitacionales, centrifugas y de inercia que acercan... que irónico, no?... por que hubo un contexto exacto, una serie de sucesos que lo llevaron a uno a un punto que pareciera de inicio pero que fue en realidad parte de la sucesión de eventos y contextos que llenan nuestra vida... un punto compartido por y en el contexto... la sucesión de puntos se convierte en una linea que podemos seguir con el dedo metafórico a lo largo de los recuerdos... ahí empezó medio dudosamente y continuó en linea visible y luego se perdió en el fondo, en la estática... en el contexto...

Y a veces resurge... de entre la estática...
Como las amistades. Les ocurre? mis amigos y yo somos criaturas muy distintas... me atrevería a decir que lo único que nos une, a menudo, es el contexto... o, mas bien dicho, el recuerdo de aquel contexto que nos uniera en el pasado, ese momento que compartimos en el que la linea fue nítida y bien definida... y que es, trágicamente, irrepetible, que solo funciona ahí en esa suerte de variables convergiendo en un momento específico...
Claro que también existe la serendipia de reencontrarse con una conexión del pasado, rodeados de un contexto distinto... un contexto quizá mas benévolo...

Los dioses y los espíritus cuentan posibilidades infinitas que solo entenderemos en retrospectiva... cuando podamos extraer los recuerdos, exprimiéndoles detalles y contexto.

jueves, 7 de mayo de 2015

Hace 15 años

Aquellos que me conocen - y por conocerme me refiero a que han pasado tiempo conmigo, compartido historias, penas y alegrías - saben que las fechas no son importantes para mí... olvido cumpleaños, aniversarios y demás ocasiones... siempre me ha parecido que mi percepción del tiempo es distinta a la de la gente que me rodea que, sin pestañear, pueden mencionar sucesos de sus vidas y relacionarlos con el año en que ocurrieron, algunos incluso con una fecha exacta... a mi no me ocurre eso nunca, siempre tengo que hacer cuentas, tratar de acomodar dicho suceso entre otros sucesos de manera que al menos, a mi parecer, tenga un poco de lógica como: "amm eso paso como por la superior... a ver... sales de la primaria como a los... que? 12?... mas 3, 15... mas 3, 18... y estuve 2 años y medio, pero como soy de noviembre... como entre los 17 y los 20?... a ver si soy del 84 mas 20... como 2004... entonces eso debió ser entre el 2002 y 2004, sip... algo así".

Sin embargo, este año he estado recordando... -me... recordándome como era a los 15 años... de eso hace 15 años mas o menos... (84+15... pero soy de noviembre)... hablamos del 2000... el inicio del nuevo milenio - discutible por los que dicen que técnicamente inició el 2001 - cuando tantas cosas cambiaban... fue cuando después de encontrar un grupo al que pertenecer, lo perdí... fue cuanto tuve mi primer novio, ejem "novio"... fue cuando me hice vegetariana... cuando perdí a mi mejor amigo por que no quise ser su novia... cuando trate de suicidarme... cuando tuve mi primer novio "de verdad" (aquel con quien estaría por 6 años, sin amarlo)... cuando dejé de vestirme como niño... cuando descubrí el nu-metal, pero aun era fan de los backstreet boys... en fin... esas cosas... Estaba en la vocacional, entonces... recuerdo vagamente detalles de esa época, la escuela, mis amigos... la moda, ja ja ja!... las materias, algunos maestros... mis sueños y esperanzas, que no eran muchos, se imaginaran, por que alguien con suficientes sueños y esperanzas no trata de acabar con su vida...
He hablado del asunto algunas veces, la gente suele avergonzarse de experiencias así... y es que decir "trate de matarme" es colocarse la marca del perdedor en la frente, no solo no eres capaz de enfrentar el mundo y la realidad, sino que cuando intentaste salir, fallaste... Fallé, pero aprendí que a pesar de todo quería vivir... tuve miedo... no miedo a morir como tal, sino miedo a morir habiendo vivido tan poco y con tanta miseria...

Como es de esperarse, después de todos esos cambios, me quede hecha pedazos... trate de recogerlos todos, pero hubo algunos que nunca logre encontrar y otros que a pesar de haberlos encontrado no logré poner en su lugar, como esa canción de Tool "se que las piezas caben, por que las vi caerse" y sin embargo, ya no hubo lugar para ellas... aun años después, sigo intentando volver a colocarlas en su lugar... El lobo no me había encontrado aun... le tomaría unos 5 o 6 años más hacerlo...

Al hojear mis albumes, se da uno cuenta de que no hay muchas fotos de esa época... claro, entonces no había celulares con cámara y esas facilidades, pero aun así, me parece que hay muy pocas fotos de ese entonces... la mayoría son fotos que yo tome, donde no aparezco... pero que prueban que estuve ahí, que existí en ese año, en ese cuerpo...
Aun conservo ropa de esa época que me pongo esporádicamente y sé que en alguna de mis cajas están un montón de cartas y tarjetas que he guardado a lo largo de los años entre las que, sin duda, hay algunas de esos años... también estoy segura de aun conservar mis cuadernos de poemas y canciones, canciones que en realidad nunca fueron canciones pero quisieron serlo, de dibujos que no mejoraron gran cosa a lo largo de los años por falta de dedicación y práctica, de materiales para proyectos empezados o solo planeados pero jamás completados... cosas... cosas y mas cosas... cosas de valor efímero como el fragmento de vida al que estuvieron ligadas

Cuanto ha pasado en mi vida durante estos últimos 15 años... muchas que ni siquiera recuerdo... algunas que probablemente sea mejor que no recuerde y otras que quizá ya debiera haber olvidado... Me he apasionado por la vida y por la muerte, he peleado por tener oportunidades que he desperdiciado, he aprendido miles de cosas para olvidar la mitad, he cambiado de opinión cientos de veces, me he tragado mis palabras en varias ocasiones, he soñado y me he retorcido en pesadillas, he reído y llorado, he hecho reír y llorar también, he amado y he dejado de amar, he visto gente entrar y salir de mi vida, incluso he visto a algunos volver a entrar... y salir de nuevo, he perdido muchas veces pero he ganado unas cuantas... soy afortunada, he sobrevivido... 15 años más...

auuuuuuu!

jueves, 2 de abril de 2015

Por contraste

Una vez leí que uno solo puede conocerse a través de los demás... yo creo que esto es muy cierto, al menos por contraste...

Hace unos años estuvo de moda un programa de intercambio de esposas y me encantaba verlo... obvio que siempre buscaban familias cuyos estilos fueran contrarios para acentuar las diferencias... después de todo era el chiste del programa... pero, en realidad, era sumamente interesante ver las reacciones tanto de las mujeres en cuestión como de las familias al ser expuestos al "otro"... Uno se encierra en sus hábitos, en sus costumbres y creencias... y termina con la seguridad de estar en lo correcto... experiencias como esta ponían en perspectiva dichos hábitos... La serie era muy buena a mi parecer, si nunca la vieron deberían buscarse algún capitulo; se supone que se intercambiaban por 2 semanas, la primera semana la mujer debía vivir bajo las reglas de la casa y la segunda semana ella podía poner las suyas... era toda una revolución... niños que vivían en completa anarquía terminaban teniendo quehaceres, niños con disciplina militar podían ser libres, esposos negligentes tenían que pasar tiempo con sus hijos, familias sedentarias terminaban con rutinas de ejercicios, familias desperdiciadas eran obligadas a ahorrar todos los recursos posibles... Era como el sueño dorado de la educación por contraste, por que al final del experimento la gente involucrada había cambiado de algún modo, valorando a sus matriarcas o reconsiderando la libertad de sus hijos o incluso cambiando sus costumbres.
Esto es valioso, cuantas veces hemos divagado sobre la normalidad, sobre las desviaciones o incluso los valores?... estamos inmersos en una familia, una comunidad y lo que vemos y en lo que participamos o no, nos moldea... y como ocurre en otras partes? en otros países? en otras comunidades? en otras familias?
A menudo llegué a desear poder cambiar de familia... me preguntaba que pensaría mi madre de otros "hijos"... quizá reconsiderara sus juicios al comparar el comportamiento de otros con el mio... quizá yo reconsiderara mis juicios acerca de ella... pero mas vale malo por conocido, no?...

Las historias siempre han sido mi pasión, soy buena escuchándolas, leyéndolas, me gusta imaginarme en ellas, vivir estas vidas ajenas, conocer sus costumbres y conocerme a mi misma contrastandome con ellas. Después de todo la gente solía aprender del los cuentos no? los cuentos les decían lo que era bueno y malo... y les daban consejos...
Por eso recomiendan que uno viaje, supongo, para que conozca otras costumbres... Quizá por eso el Scarlet's Walk es mi album favorito, es una historia de aprendizaje para Scarlet que conoce gente muy distinta en situaciones muy distintas y la hace cambiar...

Cuando crucé la ciudad y dejé mi bosque atrás, tuve la oportunidad de aprender mucho sobre mi, de conocer costumbres distintas, de perder la paciencia ante soluciones que para mi no tenían el menor sentido... presionar por la oportunidad de mostrar que mis soluciones eran mejores, más prácticas, más baratas o simplemente más éticas... tratar de imponer mis ideas... y más de una vez ceder... por que no valía la pena pelear por cosas sin importancia, por que mantener el estilo de mi pareja parecía muy importante para él o por que simplemente él tenía razón... Y la experiencia me cambio, cambio un par de hábitos y reafirmo muchos otros... en especial mis convicciones.

Muchas veces vemos cosas en las calles... situaciones que nos molestan... no se, gente gastando el agua, golpeando a un perro, gritando o enterrándonos el codo en el transporte... y yo me pregunto si esta gente es así por que le produce placer hacer estas cosas, por que es ignorante o simplemente porque no conoce otra manera de hacerlo... Quizá debiera ser un ejercicio obligatorio, como en algunas culturas, que los niños sean criados en conjunto... que vivan un tiempo en otros hogares para que se conozcan a través de los demás, así, por contraste...
Actualmente vivimos cada vez mas aislados, curioso... mientras más gente... las familias son cada vez mas pequeñas, lo que queda para aprender, emular o contrastar es la televisión y las películas, realmente la gente cree que esas situaciones rebuscadas y mal actuadas pasan así?... cuerpos perfectos, reacciones acartonadas... nos comparamos con eso? no sorprende que la gente se sienta anormal e imperfecta, y que por otro lado carezca completamente de empatía...


Los lobos cuidan a las crías en manada... se turnan hasta que crecen... hay incluso nodrizas que producen leche para que la madre pueda salir a cazar y alimentarse... lo sabían?

domingo, 1 de marzo de 2015

Sobre la búsqueda

"Desde pequeña me di cuenta de que nadie me iba a entender, por eso no espero que él lo haga"... dije hace no mucho... y es cierto... no es que me parezca que soy una criatura única e incomprensible... sino por que desde pequeña mi circulo social ha sido pequeño y nunca ha incluido criaturas similares a mi, fue un asunto de sumar uno y uno, supongo... asumir que esa experiencia se extendería en el futuro...

Es sumamente romántico esperar que el amor mantenga todo unido en una relación... saberse amado a pesar de las diferencias, a pesar de la falta de una total comprensión mutua, crea un sentimiento de orgullo incomparable, pensar que se ha encontrado ese algo que todos buscan y pocos encuentran, ser parte de ese pegamento que mantiene el universo unido y funcionando, creer haber encontrado parte del equilibrio que forma los bosques y los mares... esa intangible posesión que nos da la certeza de que la paz mundial puede ser alcanzada sin necesidad de estandarizar las mentes... paz y amor, mas allá de las diferencias... ya saben, musulmanes, cristianos, budistas y paganos comiendo ensalada en la gran mesa utópica... sin embargo, la paz no existe... no existe en absoluto, en ningún lugar... no existe la paz en el mar ni en los bosques, la naturaleza es una guerra constante por sobrevivir... solo por sobrevivir... esta es una lección que aprendí del lobo hace ya un tiempo... (las lecciones se olvidan cuando esta uno enamorado, espero que ya sepan eso...) sin embargo, la guerra humana es diferente... la guerra humana es un asunto de poder... de prevalecer, de imponer... la supervivencia se dejó atrás, supongo... El amor no es suficiente y las diferencias separan... separan, irónicamente, desde el eje mismo: el amor... así es, por que el amor es diferente, ese escurridizo sentimiento no es un ente estandarizado tampoco... las ciudades humanas no son como los bosques, lo han visto? a los humanos no les gusta la variedad... es complicado... traten de explicarle eso a un lobo, lo verán girar la cabeza de costado...

Y no es que me haya dado cuenta de que nadie me va a entender jamás... simplemente me di cuenta de que encontrar a alguien que me entendiera sería difícil y que podría nunca llegar a pasar... verán, quizá suene negativo... pero no lo es, al contrario, es la manera mas positiva que pude encontrar para afrontar mi existencia en este cuerpo humano... el tener pocas esperanzas... pero solo hace falta hundirse en mi piel y escavar en mis huesos para saber que el deseo esta ahí, que a pesar de haber abandonado la búsqueda en mas de una ocasión seguiré reanudandola incansablemente, de que a pesar de los cazadores aullaré nuevamente, por que no hay sentimiento que se parezca al que corre por las venas al mirarse en los ojos de un igual y encontrar comprensión, quizá sea por que mis palabras siempre son demasiado vagas o por que que no existen las palabras exactas para transmitirlo todo pero... hay tanto que no puede expresarse, que no puede implantarse en el corazón de otro, es una conexión que solo se logra si esa semilla ya se encuentra en el otro... y es curioso, saben? la verdad es que mi búsqueda no ha sido infructuosa... del otro lado de la montaña viven un par de conejos con corazón de lobo, quizá ellas no lo sepan, pero así es, la araña las encontró por mi hace ya algunos años, a veces pienso que es increible que un aullido se pueda leer, pero sí, corre entre lineas, por si se lo preguntaban... el haberlas encontrado me da la certeza de que habemos más... de que no tengo que conformarme con seguir sombras a través de la ciudad...

miércoles, 11 de febrero de 2015

No tengo tiempo

"No tengo tiempo"... es una frase que repito con mucha frecuencia... si, en realidad no me sobra el tiempo libre... sino estoy en el trabajo estoy de camino al trabajo o de regreso del trabajo... y el resto del tiempo estoy muy cansada o fastidiada para hacer cualquier cosa productiva... me acerco peligrosamente al punto sin retorno de vivir para trabajar más que trabajar para vivir... sin embargo, sé que lo correcto sería decir algo como "no lo hago por que no tengo la disciplina para llevarlo a cabo"... y cuando me doy cuenta de esto me refugio en el amplio conocimiento de mi personalidad "no tengo disciplina" y lo "supero"... pero en realidad no lo supero, solo lo dejo de lado y permito que me fastidie la idea de que podría estar haciendo dicha tarea pero que decido "conscientemente" no llevarla a cabo por que no tengo disciplina ni tiempo... y el lobo niega con desapruebo...

La verdad es que no siempre fue así, hace algunas vidas yo era una niña de alto desempeño estudiantil y estaba siempre entre los primeros lugares esperando ansiosa mi medalla... ser humano, aquí, a veces es difícil... ciertas cuestiones están arregladas tras bambalinas... sí, la escuela, la falsa competencia, el falso interés en el aprendizaje me desmotivaron... pero hey... aun me quedaban muchos ámbitos para sobresalir... sin embargo, me rehusé a "sobresalir" en nada... por que dejó de valer la pena... y sin embargo, aprendí muchas cosas y descubrí algunos de mis talentos... tiempo atrás solía dibujar y escribir, cantar... y crear... y ahora en lugar de crear me he dedicado a consumir, por así decirlo, lo que otras personas han creado con su admirable dedicación y motivación... en algún punto del caminó empecé a cuestionarme el valor de mis "creaciones"... los verdaderos artistas saben que esos pensamientos acaban con "las musas" como el jaguar las llamaba... y yo maté a las mías... preguntándome cual era el sentido... el punto último... y en el arte, el camino, en sí, es más el punto que el resultado, que la utilidad... y ya no sé que me da mas miedo: si fallar o tener éxito...


Hay una interpretación de Tori Amos en vivo de I ran donde cuenta que siempre salió con hombres que tenían el cabello que ella quería tener... a mi no me ha atraído el cabello, pero si me he sentido atraída a características que yo quisiera tener, que quisiera adquirir como por ósmosis... valentía, independencia, talento, disciplina, motivación... y he alimentado egos esperando que en correspondencia el mio sea alimentado... sin muchos resultados... he esperado un empujón en la dirección correcta... aunque quizá a estas alturas necesite algo más que un empujón... claro que me doy cuenta de que no es posible culpar a alguien por no hacer por mí algo que debiera hacer sola... pero necesité ayuda... así fue... el lobo no lo comprende, que sabe él de necesitar ayuda y ser incapaz de pedirla... él vive en manada, eso para él se sobre entiende... los humanos son tan complicados ...


Realmente necesito ejercitarme... me siento como esa canción de Iron & Wine... "Now I'm a fat house cat"... vivir de pizza 2 años no es recomendable para ninguna criatura... y el lobo se ríe, obviamente... "corramos como en los viejos tiempos" dice... desearía poder hacerlo... pero me caigo a pedazos... este cuerpo esta enmohecido...


Dicen que nunca es tarde para empezar... y quiero creer que es cierto... pero por ahora... no tengo tiempo...

jueves, 1 de enero de 2015

De decepciones, maquinas del tiempo y zoológicos

Ha pasado algún tiempo desde la última vez que estas lobunas manos escribieron algo... supongo que lo mas sensato sería dedicar algún tiempo a contar que ha sido de esta criatura en su insistente necesidad de sobrevivir dando tumbos por la ciudad en incansable búsqueda de los suyos... lo haré... eventualmente... de a poco... pero, por ahora diré que, al menos hasta este momento, he fallado... no he encontrado ningún otro lobo... pero no pierdo la esperanza, ¿saben?


Recuerdan al hombre con sombra de lobo?, regresó al río por mi, aulló mi nombre a lo lejos, logró imitar el aullido con excelente precisión... no cruzó el rió, por supuesto, pero sobra decir que lo seguí de nuevo, semillas, cachorros y todo, de regreso a la tierra de los buitres de metal... aquellos fueron buenos tiempos, tiempos en los que fui muy feliz y que creí que se extenderían por siempre... y con esto sabrán que se han acabado, y es que las sombras son siempre engañosas... y los hombres no son lobos, no saben nada de manadas, son egocéntricos y nunca olvidan las mordidas pasadas... y así, al descubrir la verdad y al ser recordada que aquella casa era propiedad del hombre y solo del hombre, llegó la hora de arrancar las enredaderas, recoger las semillas, llamar un taxi, una mudanza y atravesar la ciudad, de nuevo... a donde ir cuando no hay un hogar a donde volver?... la respuesta no es en realidad importante pues las perspectivas cambian, cambian cuando has tenido que ir de un lugar a otro una y otra vez, mi hogar es el que llevo a cuestas, con mis cachorros, mis semillas, mis libros y ropa... el bosque esta en mi... en mi siempre... donde habita el Lobo, atento a mis acciones, con una palabra de aliento o de desapruebo lista para mi... "estaremos bien, eres fuerte, pudiste levantar un bosque entero a mitad de la nada, a mitad de todo"

Con un suspiro uno acepta que el amor, el amor por si solo es suficiente por un breve tiempo... el paso siguiente es complicado.

No ha sido fácil, ya lo saben, las raíces se quedan... fue tormentoso... fue decepcionante... muy decepcionante... y francamente es horrible solo pensar en tener que volver a empezar... empezar de cero... Aunque... quizá pareciera que soy una criatura solitaria, recelosa de la sociedad... y, en parte lo soy... pero no estoy completamente sola y comprender la extensión de las contadas amistades que tengo me reconforta sobremanera...
Cuando uno siente que se ha perdido a si mismo lo mejor es viajar al pasado, buscarse una maquina del tiempo: con suerte basta con verse a través de los ojos de los viejos amigos para saber... "oh, así que ahí estabas"


Hace no mucho cumplí 30 años viviendo en este cuerpo humano, ¿saben?... 30 años de odiar la ciudad y planear mi escape a tierras mejores, a tierras mas fértiles... pero finalmente me di en la nariz con la inevitable comprensión de que es demasiado tarde, la ciudad me ha embrujado... ya no seré capaz de dejarla y sobrevivir, como le pasa a los no-humanos en los zoológicos, ya no tienen oportunidad de ser libres sin morir en el intento...quien iba a decirlo?... esos museos interesantes, inmensas tiendas de libros de viejo y nuevo, las diversas ferias anuales de los libros, el transporte colectivo, las calles del centro, las opciones vegetarianas... los sueldos... no me imagino que el espantapájaros vaya a leer esto, pero si lo hiciese seguro tendría una sonrisa de esas que dicen "te lo dije"... y no es que por arte de magia las cosas malas de la ciudad hayan desaparecido, para nada, es solo que ahora acepto que tiene grandes ventajas, grandes comodidades... la flama de las polillas, me imagino... ¿eso me convierte en polilla también...?


Odie esta época navideña, por lo de siempre, los humanos enloquecen en las calles y la pirotecnia que nos lastima tanto la nariz y los oídos... pero también por que sufrí el síndrome de las navidades comparadas y fue doloroso recordar las dos últimas... el año pasado iniciamos nuestra "tradición" de poner el árbol y adornarlo con figuras varias de caricaturas, anime, películas... y colocamos el nacimiento alien (as in xenomorph) que quedó genial y fue un gran éxito... todo lo cual, obviamente, no tiene el menor sentido ahora...


Recibí el 2015 viendo una película: Julie and Julia, que me gustó mucho, debo decir, es algo como un Las Horas versión irrealmente feliz y terriblemente esperanzadora, tomando en cuenta que esta basada en un libro que a su vez esta basado en un blog escrito por una de las mujeres, acerca de la otra... si es que eso tiene sentido... como sea... son dos mujeres de épocas distintas unidas por un libro de cocina francesa, una lo escribe y la otra trata de reproducir cada una de las 500 y tantas recetas en un año, y ambos personajes tienen de esos esposos positivos que alientan a su pareja a crecer, apoyan sus decisiones, las presionan a continuar sus proyectos a los cuales les dan valor e importancia sin sentir su ego disminuido... osea, en una sola película hay 2 de estos... increíble... injusto... pero al parecer, posible...


"estaremos bien, eres fuerte, pudiste levantar un bosque entero a mitad de la nada, a mitad de todo"
y lo haré de nuevo...