escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


jueves, 1 de marzo de 2012

De cuando el búho duerme en casa de la alondra y de los sueños robados

Una vez un Jaguar me dijo que no se puede culpar al alacrán por hacer lo que está en su naturaleza... y luego yo lo culpé por frecuentar alacranes... aunque... el asunto es y no es ese...
Como he dicho antes, he conocido a muchas criaturas a lo largo de mi viaje... desde las calles de la ciudad hasta la tela de la araña... muchas... he mantenido un esporádico contacto con algunas, frecuentado a otras y, por supuesto, me he deshecho del contacto de unas cuantas... porque, como dijo el Jaguar, no se puede culpar a los alacranes, pero no por eso voy a quedarme a que me envenenen el cuerpo o el espíritu... y luego el Jaguar acabó por sacar las zarpas... que más da...

Y que triste cuando dos criaturas tan distintas se acercan mucho... o se ven obligadas a vivir juntas y soportarse... que tragico cuando cae el huevo de un búho en el nido de una alondra... y la alondra sufre y el búho sufre, como el patito feo, que no era feo, pero no era pato... y quizá el búho acabe por arrancarle la cabeza a la alondra... y quizá la alondra acabe por arrancarle las alas al buho, para vengar su sufrimiento sin darse cuenta que al hacerlo no hace más que prolongarlo... y quizá el búho se crea una alondra fea incapaz de volar toda su vida... y jamás vaya a posar sus ojos en otro búho y darse cuenta de lo que es... que no es una alondra... y que jamás va a querer vivir a la luz del sol...


Las flores de las orquideas duran 3 meses... pero solo florean una vez al año... con mucha suerte dos...


Sé que no he escrito en un buen tiempo... en realidad no hay demaciado que contar, sigo sosteniendo mis palabras... ya no hay búsqueda... es curioso... cuando uno deja de buscar, empieza poco a poco a encontrar, sino lo que buscaba sí lo que necesita... así yo caí en cuenta de que mi búsqueda se había vuelto desesperada debido al sueño que le robé a un murciélago hembra que, como buen murciélago, gusta de tener su vida patas para arriba... saben? uno debe cuidarse de no robarle los sueños a los demás por que los sueños son semillas que de pronto echan raíces, raíces profundas, y cuando uno se da cuenta y trata de arrancarlos se llevan pedazos del corazón de uno y siempre dejan trazas perdidas en los pulmones que gritan con suspiros... y nada vuelve a ser exactamente lo que era antes... y lo aprendí de la manera difícil... encontré el sueño y lo arranqué, pero dejó raíces en mis propios sueños que son imposibles de extirpar, y lo más que puedo hacer es recordar como era todo sin ellas...

He vuelto a leer mucho... cuando uno acepta que el camino que eligió es el correcto y deja de buscar el siguiente retorno, las cosas se vuelven un poco más fáciles y uno acaba por disfrutar ciertas cosas del camino... no espero volver a escribir, como tal, pero quien sabe, quizá lo haga un día de estos, ya que no gasto tiempo tratando de traer las imágenes de aquel sueño robado a la realidad, quizá pueda volver a intentar exorcizar las historias e imágenes perdidas en mis sueños a fuerza de palabras... y quizá, solo quizá, hasta las raíces muertas sirvan de algo...

Ya no quiero compañía... ni platica... me gustaría poder arrancarme las cuerdas bucales de un tirón y no tener que dirigirle mis palabras, pensamientos ni deseos a nadie más, enterrarlos en lo profundo de mi pecho... reventar mis oidos y no tener que escuchar las palabras de los demás, sus escusas, sus criticas, sus cuestionamientos, sus imposiciónes... quiero solo seguir caminando a mi ritmo, sin tener que esperar a nadie, sin tener que alcanzar a nadie... sin gustar, evitar o huir... solo caminar... El lobo lo entiende, por eso ya no hablamos... a veces creo que ya no tiene consejos para mí, a veces creo que, igual que yo, está cansado de hablar, otras veces creo que se ha dado cuenta que soy un caso perdido en está vida y que solo le queda acompañarme y asegurarse de la proxíma vez encontrarme antes... pero aun así no me abandona... nunca me abandona... y yo aun lo sigo con diligencia y sin palabras... solo algunas miradas y escasas sonrisas...


En este momento 16 plantas hacen su hogar en mi cuarto... y 4 más en las ventanas del mismo... y parece que mi mala suerte con las flores se ha ido deslavando de a poco... lo sé mientras una plantita de pensamientos florea magnanimamente sin detenerse en mi ventana, seguida por la cuna de moises sobre el ropero... y mi amada orquidea esta empezando a preparar su siguiente floración...


Soy feliz y miserable al mismo tiempo... feliz de ser miserable... y miserable por ser feliz... guardando silencio... aceptando el camino... y caminando...