escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


jueves, 17 de noviembre de 2011

Siguiendo fantasmas

Dice el Lobo que a lo largo de nuestras vidas hemos de seguir innumerables fantasmas... de los cuales, muy pocos serán verdaderos fantasmas y el resto serán nuestro reflejo y nuestra sombra... y supongo que eso mismo es lo que he estado siguiendo... mi propio reflejo en tus ojos, con la esperanza de que siguieras tú el tuyo en los míos... no puedo culparte por mantener la mirada fija en el horizonte... y tampoco me arrepiento de haber dicho que te amo... sé que crees que no te conozco, pero te conozco... te conozco muy bien... y es por eso que estoy lista para seguir mi camino... creí que si te hacía compañía durante suficiente tiempo, en tu espera por ser encontrado sentado a mitad del bosque, te darías cuenta de que ya habías sido encontrado por mí desde el principio... no hay rencores... supongo que habría de llamar a esto un buen karma ya que yo he hecho justo eso muchas veces, viendo pasar los botes salvavidas para finalmente nadar por mis propios medios... no, yo no soy la salvación de nadie y nunca quise ser la tuya... es solo que creí que podríamos caminar juntos por el bosque mientras encontramos nuestro camino... agradezco todas aquellas horas de buena platica, que espero no se terminen... me conozco este bosque, así que volveré algunas veces para escucharte y ver tu mirada perderse en el horizonte... por ahora tengo hambre, seguiré otras presas... seguiré otros fantasmas, mientras trato de sacudirme todas aquellas imágenes de una vida juntos que me inventé... "seríamos felices" le dije al Lobo, y el me contestó que se necesitan dos aves para cuidar un nido... sonreí "aún el águila debe bajar alguna vez" le dije... "pero solo por sus propias presas y a su propio tiempo" concluyó...

El Lobo me dejó llorar sola por un tiempo y luego fue por mi, sin reproches ni regaños... es hora de irse... en silencio...