escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


viernes, 28 de octubre de 2011

El último aullido de búsqueda... ya ha ocurrido

Ésta noche hace frío... en realidad ha hecho mucho frío... es como si el invierno se hubiera saltado al otoño, y ni siquiera ha pasado mi cumpleaños... no me quejo... debo admitir que me gusta mucho el frío a pesar de que soy una criatura bien friolenta, me gusta... con sus narices heladas y rojas, labios partidos, gorros y bufandas... el glorioso aire helado... y mientras pienso en esto, me enrollo en alguna cobija, para dejar de temblar y terminar de tejer el suéter para mi gato.

Realmente tengo buenos recuerdos en mi memoria... sé que muchos se han deformado con los cambios de estación, pero no es tan malo... todo está sujeto a detrimento, por qué habrían los recuerdos de ser diferentes?... por qué habrían las amistades de ser diferentes?... me he distanciado de mis diferentes amigos, y en consecuencia ellos se han alejado de mí... es así.

Quizá les haya ocurrido que de pronto se descubren reconociendo el camino, y se dan cuenta de que han estado caminando en círculos... a mi me ocurre muy a menudo... recientemente descubrí un amplio círculo que he estado trazando, lo he hecho por tanto tiempo que ya me hes imposible saber como llegué a él... me refiero al circulo de la soledad... miro al lobo dar un par de vueltas antes de echarse a dormir y creo que yo hago lo mismo, doy vueltas para estar segura de que no hay nada amenazador al rededor... nadie amenazador al rededor... nadie... soy insegura y necesitada... y sin embargo me he encargado de diseñarme una vida que no incluya a nadie más, donde pueda dar vueltas en mi propia inseguridad sin arriesgarme a necesitar de la ayuda o el apoyo de nadie... simplemente me pregunto si la soledad me obligo a volverme "autosuficiente" o si esta extraña "autosuficiencia" me entregó a la soledad... en realidad no lo sé... y no lo entiendo... las personas a mi alrededor simplemente esperan a que me las arregle sola e incluso que les ayude, como un hecho más de la vida... no pido ayuda con la creencia de que no la obtendré de nadie... y cuando ocurre que necesito la ayuda de alguien más me la niegan o simplemente no hay a quien pedirle nada, sin sorpresa "era de esperarse", reforzando mi creencia y mi ensimismamiento... lo admito, la gente me parece atemorizante, amenazadora, y después de haber sido una fiera a la defensiva, cada vez evito más y más las confrontaciones, los encuentros... las miradas... Al darme cuenta de esto no puedo evitar, también, darme cuenta de otra cosa, cuando eventualmente encuentre otra criatura como yo, si es que ocurre, será demasiado tarde... por que, de hecho, ya es demasiado tarde... lo digo con un poco de tristeza, es cierto, y con una lágrima que simplemente no puedo contener... - no quiero contener... no encuentro caso en contener... - es simple, mi pelaje esta tan pardo y estropeado como, o incluso más, que el de los demás... he sobrevivido, por que soy una sobreviviente, pero el precio fue muy alto... me marchitaré y moriré...

He decidido con este descubrimiento cesar el aullido... no más búsqueda, lo dejaré en esto... como muchas otras cosas, con la ilusión de lo que podría ser, pero ya no puede ser... Sería una vergüenza recibir la tan esperada respuesta en estas condiciones... Así que lo acepto, me he endurecido... la ciudad, las situaciones, la soledad, me han endurecido... me han estropeado... y lo he permitido... Aun cuando el lobo me encontró creo que tardó demasiado y él lo sabe... Así que si un día escuchas mi aullido por la noche, quiero aclararte que no es un llamado, ya no más un llamado... sino solo una señal de vida "sigo aquí" mientras soy devorada... y no te sientas mal por mí... moriré de pie, como un árbol cuyo cadáver yace hueco, pero no cae...

Saben? compré la orquídea por que realmente necesito las presas y el río, ahora más que nunca... así que quizá muera, pero quizá no... estaré aquí de cualquier modo... sosteniendo el último pilar que queda, de lo que fuera un castillo...

Un día escucharé un aullido y me hará sonreír... los míos existen, lo sé... aunque, ya ni siquiera entre ellos haya lugar para mí...

1 comentario:

  1. Aun no termina la noche... hay mucho por delante y un gran dia por venir, tenia un tiempo que no te leia ni platicaba contigo es verdad, pero aun hay mucho camino que recorrer...

    ResponderEliminar