escuchaste eso?... no, olvidalo... no hay lobos en la ciudad... o si?


viernes, 31 de diciembre de 2010

La busqueda incansable de la manada

No existe tal cosa como "el lobo solitario"... solo "lobos en busca de manada"... de eso estoy bien segura...

auuuuuuuuuu!

Usar el aullido para buscar una manada es un arma de doble filo pues a la vez que gritas "hey, aqui estoy y estoy solo!" para que los demás lobos te escuchen, tambien los cazadores y la plebe te escucha... "ahí esta y está solo! matenlo!"... así que debe usarse con sabiduria... si no lo usas, ninguna manada va a encontrarte, pero si lo usas podrias encontrar tu propio final...
Si, el aullido es una cosa poderosa que viaja por los vientos, entra por las ventanas y se cuela por las cobijas... y sale por la puerta con alguna respuesta... Es una convocatoria, es tanto un grito de auxilio como una advertencia, tanto un lamento como un gesto de camaraderia... todo depende de la entonación pero tambien del corazón del escucha.

Es increible y sumamente reconfortante el descubrir la cantidad de criaturas salvajes que se ocultan tras cuerpos humanos (algunos por temór, otros por simple comodidad)... si aullas fuerte por la noche, puedes escuchar cientos de incontenibles respuestas viniendo de todas direcciones y en diversas lenguas, lenguas que la gente cree refundidas en los bosques y las montañas desde tiempos inmemoriales y que, sin saberlo, se hablan justo frente a sus narices...
Por desgracia no todas las criaturas, aunque salvajes, son manada para un lobo... y no es un asunto solo de caza sino de compañia, de hogar... de familia... de comprensión...

Durante mi estadía en la ciudad he conocido algunas poderosas criaturas, las cuales estan mucho más habituadas a las rápidas revoluciones de esta agotadora vida y algunas incluso dicen llamar esto "hogar"... Me he topado con grandes felinos, roedores e incluso aves... Pero a lo largo del tiempo he visto su pelaje pardear ante el humo y la desolación... aqui monarcas y presas acaban por caer en el letargo del sistema y acaban por olvidarse del sol y la luna... Aun así su desgastada compañia y el sonido de sus intricadas historias en lenguajes entrecortados, es reconfortante... y al escucharlos desearia me salieran manchas para compartir su camino o alas para seguirlos al sur en invierno... pero luego el Jaguar desaparece entre calles y las aves echan a volar a sus nidos... y el Lobo me dice "es hora de irnos, mañana buscaremos en otro lugar" y vuelvo sobre mis pasos para marcar otra ruta al dia siguiente...


Mientras el lobo duerme me pregunto si mi pelaje esta tan pardo y estropeado como el de los demás...

3 comentarios:

  1. pero por otro lado seguiriamos deseando nuestra compañia si tuvieras manchas o yo supiera aullar???

    ResponderEliminar
  2. Supongo que no hay manera de responder eso... por ahora... pero quizá la proxima vez sea diferente...

    ResponderEliminar